Médico de Maradona, en el centro de la investigación por la muerte del astro argentino

La Fiscalía de San Isidro investiga si hubo homicidio culposo o abandono de persona durante la atención a Diego Armando Maradona

El neurocirujano Leopoldo Luque, que atendía médicamente a Diego Armando Maradona, se encuentra siendo investigado para determinar si hubo algún tipo de negligencia en torno a la muerte del astro del fútbol el pasado miércoles.

Cinco días después de que Diego Armando Maradona muriera a los 60 años de edad por un paro cardíaco, Luque, quien hasta ahora no había sido imputado, pero cuyo domicilio y consultorio médico fueron objeto de varios registros judiciales el domingo, decidió presentarse en la Fiscalía a cargo del caso para informarse de su situación, pero no le tomaron declaración al no estar formalmente acusado.

“Los que estaban al lado de Maradona saben lo que pasó y cuál fue la actividad de Luque, que fue perfecta. Lo operó de una neurocirugía y salió perfecto”, dijo a la prensa Julio Rivas, abogado del facultativo, en referencia a la intervención que se le hizo al exfutbolista, por un hematoma cerebral, el 3 de noviembre.

Tras esa operación, Maradona, que arrastraba un largo historial de adicciones y problemas de salud, fue dado de alta el día 11 y trasladado para su recuperación a una casa en un barrio privado en las afueras de Buenos Aires, donde murió el pasado miércoles.

Amigo de Maradona

En el tiempo que estuvo Maradona hospitalizado, Luque fue el principal encargado de transmitir a la prensa los partes médicos del ídolo futbolístico, y en los medios se le llegó a presentar como su médico de cabecera, algo que ha sido negado por el propio neurocirujano y ahora, tras la muerte, es objeto de polémica por la presunta responsabilidad que debía asumir respecto a su estado general de salud.

Rivas remarcó que su representado no dirigía el equipo médico: “Eso quedó claro y lo va a explicar”, agregó. Y destacó que Luque “era amigo de Maradona“.

“Circunstancialmente era médico y Diego, por una cuestión de su amistad, confiaba en él. Es muy difícil, Maradona no confiaba en nadie, confió en él”, aseveró, convencido de que “el fiscal puede hacer lo que crea conveniente para el procedimiento”, ya que, sea o no imputado, él “va a declarar”.

María Digiuni, otra de las abogadas de Luque, señaló a las puertas de la Fiscalía que se registraron propiedades de su cliente como también se hizo de otros lugares para recopilar documentación que las autoridades consideran necesaria para la investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *