Turisteros de Playa empeoran crisis económica en Cozumel

Empresas playenses ofrecen paseos acuáticos a los arrecifes de Cozumel, pero los ingresos económicos no se quedan en la isla, denunciaron los afectados

Comisionistas del muelle San Miguel se encuentran en medio de una crisis económica pese a que ha comenzado a fluir el turismo a la isla, ya que todos vienen con paquetes comprados desde Playa del Carmen. 

Un sondeo entre estos trabajadores reveló la situación que viven, pues en ocasiones se van a sus casas sin haber vendido un solo paquete de actividades acuáticas. Los barcos de pasajeros llegan con turistas a su máxima capacidad en las cinco rutas que hay en este momento, pero sólo para abordar embarcaciones en el atracadero del muelle San Miguel y la derrama económica no se queda en la isla, sino en Playa del Carmen, denunciaron. 

Por otra parte, elementos del área de Verificación y Ordenamiento Comercial y de Seguridad Pública, dieron a conocer que por lo menos 10 comisionistas han sido detenidos, debido a que han comenzado a canibalizarse, pues sus permisos son para actividades en el muelle Puerta Maya y SSA México, y no el parque Benito Juárez y el muelle San Miguel. 

Desde el 8 de junio que el Gobierno del Estado de Quintana Roo autorizó la apertura de la actividad económica y turística a un 30% de su capacidad, con el color naranja en el semáforo epidemiológico, los turistas procedentes de Playa del Carmen comenzaron a visitar la isla. 

Los prestadores de servicios turísticos acuáticos, establecidos en el pasillo de salida de la terminal portuaria de pasajeros retornaron a sus actividades y ofrecen sus servicios a un costo promedio de 800 pesos por personas en recorridos por arrecifes en embarcaciones con fondo de cristal y sesiones de nado con esnórquel. 

Sin embargo, aunque las lanchas salen del embarcadero del muelle llenas, turistas nacionales, principalmente, sus servicios son contratados por empresas de Playa del Carmen. 

Así lo aseguraron varios comisionistas instalados en los pequeños quioscos de madera, quienes sólo ven pasar a los posibles clientes. Esto pudo ser comprobado por los representantes de esta casa editorial el sábado pasado. 

Carlos Márquez Rodríguez, quien llegó desde la Ciudad de México hace un par de días, dijo que se hospeda con su pareja en un hotel de Playa del Carmen, donde contrató un tour por los arrecifes de la isla. Por este servicio dijo haber desembolsado tres mil pesos. 

Otros visitantes manifestaron que adquirieron sus paquetes hasta en un precio de dos mil 800 pesos por persona. Otro problema al que se enfrentan tanto ellos como los comisionistas del parque Benito Juárez, es que los vendedores de los muelles de cruceros del sur, llegan hasta el centro de la ciudad a ofrecer sus servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *