Así es la experiencia de ‘asistir’ a un concierto virtual

El Covid-19 logró en pocos meses que las videollamadas se convirtieran en el medio más efectivo para tener contacto con otras personas y las salas el lugar perfecto para ‘asistir’ a un show online

Los Supersónicos lo sabían, sabían cómo sería la vida en 2020, no por el coronavirus pero sí por la tecnología que implementó la pandemia. 

Aunque aún no existen los carros voladores, Hanna & Barbera pensaron de manera muy futurista cuando crearon a la familia conformada por Super, Ultra, Lucero, Cometín, Astro y por supuesto, robotina.

El Covid-19 logró en pocos meses que las videollamadas -que tanto se veían en la caricartura- se convirtieran en el medio más efectivo para tener contacto con otras personas y las salas el lugar perfecto para ‘asistir’ a un concierto virtual.

Aunque estamos acostumbrados a ver videos todo el tiempo por distintas plataformas, es muy diferente pagar para ver un concierto en tiempo real.

¿CÓMO ES LA EXPERIENCIA DE UN SHOW ONLINE?

Dicen que la curiosidad mató al gato, y eso fue lo que me orilló a comprar un boleto para ver a Charles Ans dar su primer concierto virtual. 

Como en todo concierto me preparé con antelación, pedí comida por apps, preparé la botana, cervezas y hasta dejé un postre en el congelador.

El código de mi boleto para entrar al concierto me llegó media hora antes del evento y pedía abrir un link a las 7 en punto.

Minutos antes de la hora acordada prendí la computadora, la conecté a la televisión, encendí las bocinas e hice una cuenta regresiva de 5 minutos, -que me parecieron eternos-.

A las 7:05 apareció un colorido escenario con pantallas de fondo y un chat para interactuar con el rapero en vivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *