Ackerman: no hay ilegalidad en mi nombramiento

El académico de la Universidad Nacional Autónoma de México, John Ackerman, aseguró que su nombramiento como parte del comité técnico evaluador del Instituto Nacional Electoral no es ilegal. En entrevista con MILENIO, el investigador de Jurídicas de la UNAM dijo que su matrimonio con Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, y su afinidad con Morena no es el problema sino que sus críticos no aceptan la pluralidad. “La ley dice que los del comité no debimos ocupar algún cargo directivo en un partido político durante los últimos cuatro años al nombramiento y no he sido dirigente ni candidato.

Soy solidario con los colegas de Morena, tengo una participación gratuita como asesor-académico en el instituto político, que formalmente no existe porque no se ha instalado”, dijo. A consideración de Ackerman, el comité técnico necesita pluralidad y está integrado así, “hay quienes han colaborado con gobiernos del PRI, PAN o en el mismo IFE (ahora INE) y me parece bien.

El problema no es que sea de izquierda o mi esposa sea de la Función Pública, el problema es que ellos no aceptan la pluralidad”.

“No es ningún pecado ser de izquierda, es lo que nos quieren hacer creer, lo que pasa es que muchos años los de izquierda hemos sido excluidos de todos los espacios”

El jurista señaló que ejercerá ese cargo con imparcialidad, pero aclaró que él no es neutral, “necesitamos un INE en lucha por la democracia”, abundó. Ackerman explicó que hace una semana en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos le pidieron su currículum para evaluarlo y hasta ayer se enteró de su nombramiento.  “Yo vengo trabajando tanto el tema del derecho electoral como el de organismos autónomos desde hace 20 años, tengo media docena de libros publicados en la materia y una docena de artículos científicos.

Es mi área de especialidad, es más o menos natural que voltearan a ver mi currículum». Para Ackerman, en el INE se debe de terminar con la simulación, el burocratismo y la parcialidad.

“Desde el 2003, en que se metió Elba Esther Gordillo al INE (entonces IFE) fue un órgano muy cuestionado. El símbolo más claro fue Luis Carlos Ugalde, pero nunca salieron del bache” “Han sido muchos años de un INE gris, cómplice con procesos fraudulentos, es hora de recuperar el espíritu ciudadano y lucha por la democracia dentro del Instituto”, dijo en entrevista.

El jurista considera que el perfil idóneo que deben tener los nuevos consejeros electorales es ser autónomos de los partidos políticos y de los propios consejeros electorales que se encuentran actualmente en el órgano electoral. “Yo voy a estar buscando perfiles que tengan una disposición y valentía para cambiar las cosas, que vengan con un espíritu ciudadano”, agregó.​

Jlmr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *