Niño genio recibe respaldo en la UNAM

Compañeros de clase expresan su apoyo; directora de la Facultad de Ciencias no atendió el llamado para conocer el avance de la resolución judicial

Estudiantes de la Facultad de Ciencias externaron su respaldo a Carlos Santamaría, el universitario más joven en la historia de la UNAM.

El niño genio de 13 años obtuvo un amparo para que la máxima casa de estudios determine en qué medida “el acoso y la difamación de la que fue víctima” por parte de personal académico de la propia institución, mientras cursaba el primer semestre, permeó en la comunidad universitaria y repare el daño.

“Me da coraje (el acoso escolar que vivió Carlos) porque somos adultos y, además de ser un niño, es parte de nuestra comunidad y debemos ser considerados. Tiene muchas capacidades y quizá algunos profesores lo creen incapaz, y deberían checar eso. Yo he tratado con él en dos ocasiones y me parece que es un niño excelente y lo apoyo en todo este proceso”, dijo Daniela, estudiante de Biología, de la Facultad de Ciencias.

Para Martín Corona, quien toma algunas materias en la Facultad, el caso de Carlos podría deberse a que algunos profesores se sienten intimidados por sus capacidades.

“Siento repulsión porque en vez de estar orgullosos de que un niño así, a su edad, haya entrado a la Facultad y que es algo por lo que uno debería estar orgulloso, y que, en lugar de eso, lo que está pasando, la verdad, es que da asco cómo se comporta la gente”.

Entrevistados en la Facultad de Ciencias, estudiantes consideraron que tal y como lo señala la sentencia de amparo, se debe garantizar su plena inclusión en la comunidad universitaria.

Más allá de si sólo tiene 13 años, la simple palabra de acoso en la universidad no debería ser permitida. Habría que ayudarlo e impulsarlo para que dé más, él que tiene una capacidad enorme no hay que limitarlo, al contrario, hay que explotar esa capacidad”, señaló Jesús Flores, estudiante del Física, de séptimo semestre en la Facultad de Ciencias.

“Si cualquier persona sufre ese tipo de acoso o discriminación, está en todo su derecho de hacer algo al respecto y ésta es una facultad muy abierta a cualquier cosa, donde se apoyan las causas y creo que él (Carlos) tiene el apoyo de todos”, concluyó Maximiliano Zamudio, estudiante de Matemáticas.

Excélsior buscó a la directora de la Facultad, Catalina Stern, para conocer el avance en cumplimiento de la sentencia de amparo, pero no atendió la petición de este diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *