La pizza que vale una visa estadounidense

Estados Unidos concede el visado de trabajo O-1 a quienes poseen habilidades extraordinarias en ciertos campos. Las del italiano Renato Viola residen en la pizza y así se lo reconoció el país donde se asentó y desde donde ha extendido sus negocios, además de en Miami (EEUU), en Nápoles (Italia) y Madrid (España).

Dispuesto a seguir el sueño americano, se instaló en Miami y en ocho meses consiguió esa visa gracias a sus pizzas, cuyo secreto está en una masa fina y crujiente con una selección de harinas creada por él mismo y preparadas en un molino italiano, y además en utilizar ingredientes frescos y de primera calidad, que van desde la tradicional mozzarella de búfala hasta café molido.

Otro de sus secretos es la fermentación de la masa, entre 72 y 96 horas, que la hace muy ligera y más digestiva, y por supuesto en haber conseguido regularidad en todos sus restaurantes. 

Sólo entre los tres restaurantes que tiene en Miami con el nombre de Mister O1 Extraordinary Pizza vende una media de 1,300 pizzas diarias, horneadas entre 3 y 4 minutos a 320 grados en hornos eléctricos. 

Entre las preferidas están las «stars», en forma de estrella de ocho puntas rellenas de queso riccotta, con cuatro variedades distintas e ingredientes en las que resaltan las verduras, el salami picante y el salmón.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *