Draping: la manera más hot de usar el blush

Descubre la nueva tendencia de maquillaje que desplaza al contouring y le da paso al uso de tu blush favorito.

Aunque el contouring  no deja de ser parte de nuestra vida, hoy en día se une a nuestro ABC de belleza una tendencia que propone usar el blush como pieza clave. Si tus dudas comienzan a salir, aquí te damos todos los detalles que necesitas saber para dominar esta beauty trend mejor conocida como draping.

Non-touring : el efecto contouring más natural

Su nombre: draping

Su función: definir tu rostro con dos tonos de blush.

¿Cómo sabrás que estás creando el efecto correcto? Observa cómo tus pómulos logran ese toque de “drapeado” con un juego de luces a partir de uso del blush. El draping busca que tu rostro se vea definido respetando la silueta de tu cara partiendo de una apariencia natural y con un toque brillante. ¡Así tu rostro tendrá un aspecto glowy sin abusar de los productos de belleza!

Para que su aplicación sea perfecta, debes colocar el tono oscuro de blush en el pómulo para crear la definición necesaria y posteriormente, aplica el tono claro justo en la parte superior para darle luz a tu rostro.

Aunque parezca que este truco es nuevo, en realidad lo hemos visto desde la década de los años sesentas gracias a la famosa makeup artist de la época , Way Bandy, y de la mano de celebrities como Farah Fowcett, Cher e incluso Kate Moss.

El principal culpable de que el draping llegue de nuevo a nuestra rutina de belleza es, el gran amigo de Bandy, Marc Jacobs, ya que en su nueva colección de Marc Jacobs Beauty incluyó nuevos diseños de blush con esta propuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *