Campaña de WWF promueve conservación de ingredientes básicos, en gastronomía mexicana

El 60 % de los chiles verdes que se consumen en México vienen de China, y solo 4 de cada 10 son producidos en el país, reveló este lunes el Fondo Mundial para la Naturaleza WWF, por sus siglas en inglés.

Por dicha razón, la ONG lanzó la campaña «Dale Chamba», que promueve la conservación de más de 1,500 especies fundamentales de la gastronomía mexicana que se han ido perdiendo por la crisis climática y la invasión de productos extranjeros.

El director general de WWF México, Jorge Rickards, señaló que tenemos una riqueza cultural de más de 350 lenguas, 350 saberes tradicionales que se traducen en la cocina; más de 1,500 especies todavía forman parte de los ingredientes de la dieta tradicional de los pueblos de México.

Debido a que la sociedad ha restringido su dieta al modelo de comida rápida, se han puesto en riesgo los cultivos de jitomate riñón, chile chilhuacle, chile pasilla mixe, chile poblano, pepita de calabaza gruesa, frijol vaquita, frijol ayocote, durazno criollo, pera de San Juan y manzana panochera.

No obstante, la pérdida de productos nacionales también se debe a que estos se consumen poco fuera de su región porque no presentan características estéticas populares en supermercados y hay un desconocimiento generalizado de cómo emplearlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *