Tratamiento facial de moda «lifting sin cirugía» con efecto rejuvenecedor, tonificante e iluminador si necesidad de agujas.

En la carrera del anti envejecimiento, no todo el mundo está dispuesto a pasar por el quirófano. Por eso hemos importado de la cultura oriental, experta en el cuidado de la piel, una solución antiedad llamada kobido o lifting japonés. Esta técnica ancestral se basa en la combinación de un conjunto de maniobras faciales hechos por manos expertas y certificadas que saben tocar en los puntos clave de los músculos. Actúa en las capas más profundas de la piel, estimulando la producción de colágeno, elastina, los nervios faciales y la musculatura subcutánea, en todos los rincones del rostro.

Aunque procede de la medicina tradicional china, el kobido, una palabra que significa “antiguo camino de la belleza”, cuenta con más de mil años de historia en Japón y está considerado como uno de los métodos de sanación más antiguos del país, que antiguamente solo estaba al alcance de la realeza y de las clases más adineradas. Su fama ha llegado a nuestros días, conquistando a algunos de los rostros más conocidos como Jennifer Lopez, Angelina Jolie, Caroline de Maigret o Verónica Blume.

Debe ser aplicado por terapeutas formados, ya que exige gran destreza con los dedos que trabajan con tacto rápido y ejerciendo presión, una de las razones de por qué las técnicas de la firma kobido puede ser difícil de aprender es que están basadas en técnicas de nivel de competencia de algunos de los más grandes maestros de la época. Es un arte tradicional que se tarda años en dominar y no se puede aprender en un corto período de tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *